viernes, 29 de agosto de 2008

¿Hasta dónde queremos llegar?


Algunas horas frecuentadas en el campo, alejado de todo bullicio y en plena soledad, hacen maravillas. Calmada la mente por la contemplación del Cielo y de la Tierra, se comienza a ver y a oír con el espíritu lo que tal vez no pueda ser descrito ni enseñado: la belleza extraordinaria del mundo en el cual vivimos y la armonía que se desprende de todas las manifestaciones de la vida. Cuando uno pasea por el campo cree, sin duda, que todo aquello es infinito, que ello no cambiará nunca, que aquel conjunto maravilloso del que todos formamos parte sobrevivirá eternamente. Sin embargo, hoy se ha llegado a un punto tal que es disparatado pensar que aquello pueda resistir una eternidad. Estamos destruyendo los recursos planetarios sin que se abogue por una estrategia que tienda a su conservación. La contaminación ambiental, la insalubridad en los asentamientos humanos y la destrucción del hábitat son asimismo crisis agobiadoras en amplios sectores del planeta. Hay que reconocer, por cierto, que nubarrones sombríos se avizoran sobre las jóvenes generaciones. Pero aquel porvenir es particularmente incierto en los países subdesarrollados ya que tales problemas se plantean de un modo radicalmente distinto a los que irrumpen en las naciones de mayor índice industrial. Mientras que para los países desarrollados los problemas más generalizados resultan de la contaminación ambiental, para los países subdesarrollados en cambio las preocupaciones más inquietantes residen en la sistemática degradación de su medio ambiente. Ve este documental y te darás cuenta:

video

Quieres leer y enterarte más:

http://especiales.lasprovincias.es/2007/tierra-amenazada/

http://especiales.ideal.es/2007/tierra-amenazada/causas-efecto-invernadero.html
http://www.lainsignia.org/2005/febrero/ecol_002.htm

No hay comentarios: