viernes, 29 de agosto de 2008

La conservación.



El autor es conciente de que resulta utópico pensar que la naturaleza pueda hoy permanecer sin ser transformada. No bien se medite sobre el porvenir es de resaltar cuan desfavorable sería el intentar que esto no ocurra. La población crece hoy más que nunca y se esperan mañana muchísimos más habitantes. Como es lógico las necesidades que esto presupone son imperiosos: tierras, recursos y alimentos harán falta en el planeta. Pero he aquí que abrir esperanzas, llevar prosperidad a ingentes masas humanas que en un porvenir contendrá la Tierra no es precisamente con aquel modelo tan anárquico y descontrolado que hemos de resolver sus problemas. Las estrategias son otras. Se trata aquí de obtener el manejo y transformación de los ecosistemas naturales con el espíritu de conservación del que tanto se insiste en nuestro tiempo. Pero conservación no significa simplemente atesorar ni implica un simple racionamiento de nuestros abastecimientos, de modo que algo quede para el futuro. Conservación no se define de esta forma. La verdadera conservación supone aprovechar plenamente nuestros conocimientos de la ciencia ambiental y administrar los ecosistemas según sus dictámenes o preceptos. Solo así aseguraremos nuestra supervivencia. video

Para leer:
http://entrevolutas.blogspot.com/2007/04/ayuda-la-conservacin-del-planeta.html
http://ticdeplata.wordpress.com/2008/03/05/planeta-sos-como-podemos-colaborar-en-la-conservacion-de-nuestro-planeta-tierra/
http://blogs.uprm.edu/puntodereferencia/2008/04/25/55/
http://servicios.elcorreodigital.com/ekoplaneta/datos/expertos/2007/marzo/galisteo.htm

1 comentario:

. dijo...

Profesor: Muy buen blog! Saludos. Georgina Santa.